El libro de firmas de tu boda.
Ideas originales para inmortalizar ese día

¿Aún no sabes la importancia que tiene el libro de firmas de tu boda?

No es muy raro escuchar a novios que ya se han casado que entre tanto ajetreo y nervios del día de la boda sienten que no aprovecharon al máximo o que no pudieron estar, tanto como les hubiera gustado, con todos los invitados. Al fin y al cabo esto se debe principalmente a la cantidad de emociones que se experimentan en un mismo día. Por supuesto, no queréis que os ocurra esto. Por ello, además de tener todo preparado al milímetro y dejar en manos de profesionales todo lo referente a ese día, es importante también pensar cómo queréis inmortalizar una fecha tan especial.

Ese día contareis con un buen servicio de fotógrafos que se encargará de capturar esas emociones y esos momentos que os gustaría repetir muchas veces a lo largo de vuestra vida.

Además estáis cuidando todos y cada uno de los detalles de vuestra boda, y por supuesto queréis que los invitados se sorprendan lo máximo posible al ver todo lo que habéis preparado para hacer de vuestro día una fecha inolvidable. Os recordarán una y otra vez lo especial que fue vuestra boda.

Pero… ¿Cómo combinar la idea de inmortalizar los momentos y recoger los recuerdos del resto de invitados?

Libro de firmas de una boda

Lo más común para ello es tener un libro de firmar en un lugar clave de la decoración que recoja, de manera gráfica, el paso de vuestros seres queridos por vuestro día.

Para dar un paso más allá os traemos tres ideas muy originales que sustituirán este detalle tan visto y que causará una bonita impresión en los invitados.

La cápsula del tiempo

¿Qué es una capsula del tiempo?

Tranquilos, no es ninguna idea futurista y disparatada. Una capsula del tiempo no es más que una caja o un baúl donde podréis guardar los mejores deseos, los recuerdos, las anécdotas o todo tipo de dedicatorias que os quieran dejar vuestros invitados.

Podréis tener junto a esta caja, en un lugar de la ceremonia, una serie de papeles, sobres, o lo que más se adapte a vosotros y en los cuales os puedan escribir aquello que deseen. Tener pequeñas y breves cartas de vuestros acompañantes es una idea maravillosa.

Esta caja o baúl además podrá guardar objetos clave de ese día: los regalos que repartiréis a los invitados, una vela de la decoración de ese día, el menú de la boda o el seating plan, un pétalo del ramo de la novia, una bolsita con arroz, etc. En definitiva, pequeños detalles que acompañen y carguen de significado las dedicatorias.

Pero…¿Cuál es la gracia de la capsula del tiempo? La idea de ésta es que marquéis una fecha del futuro para abrirla. Lo ideal es que pase algo de tiempo para que recuerdos os emocionen aún más. Puede ser en vuestro primer aniversario, o para darle algo de emoción, un par de años después del gran día. Además, podéis utilizar la excusa de la apertura de la capsula del tiempo para reuniros con los invitados más cercanos y celebrar el aniversario con ellos. En definitiva, será un libro de firmas con mucha vida.

Piedras firmadas y dedicadas

Si estáis muy preocupados por el medioambiente, no queréis mucho gasto de papel y además, si lo que buscáis es un bonito elemento decorativo, o una forma de guardar estas firmas y dedicatorias de forma original, una gran idea son las piedras firmadas y dedicadas.

Estas piedras podréis guardarlas en un recipiente decorativo, opaco o trasparente, a vuestro gusto, y recoger así la huella de los invitados por vuestra boda. Preocupaos por encontrar piedras estéticas, preferiblemente acharadas y redondeadas.

Además estas piedras podéis acompañarlas de otros objetos como corazones de madera, combinando los dos materiales y permitiendo al invitado elegir donde quiere dejar sus mejores deseos para la pareja.

Si la decoración de la boda está inspirada en el concepto de la naturaleza este es sin duda vuestro peculiar libro de firmas.

Un album de selfies.

Los selfies se han convertido en la fotografía, con diferencia, de los últimos años; y como dice el dicho: una imagen vale más que mil palabras. Por ello más que una firma que después no podréis descifrar a quien corresponde, recoger un selfie de cada uno de los invitados puede ser una original manera de inmortalizar la huella de los invitados.

De esta manera no solo tendréis fotografiado vuestro día de forma oficial, sino que cada invitado será por momentos su propio fotógrafo. Estas curiosas fotografías podréis recogerlas además en un bonito álbum donde cada invitado podrá escribir, si lo desea, unas palabras para vosotros. Será un paso más al típico libro de firmas.

Independientemente de estas tres ideas para inmortalizar un poco más el gran día de vuestra boda, lo importante será que le deis rienda suelta a la imaginación y que vayáis más allá de lo convencional. Seguro que vuestra boda será un día muy especial para todos.

celebrar tu boda en Sevilla
Catering de bodas en Sevilla
decoración para bodas al aire libre
catering para bodas en Sevilla